Adiós, Mario

benedetti

El poeta Mario Benedetti falleció en su casa de Montevideo. Pero Benedetti empezó a morir a raíz del fallecimiento en 2006 de su mujer, Luz López Alegre, tras sesenta años de matrimonio.

Benedetti, siendo individuo de dilatada cultura, supo renunciar a la retórica y al virtuosismo literario para orientar sus emociones, ideas y sentimientos en lenguaje claro y comprensible dirigido hacia el pueblo llano. Cultivó todos los géneros literarios, sin embargo, donde más se ha elevado su figura de creador ha sido en el campo de la poesía.

Por discrepancias políticas, tras el golpe de estado de 1973, tuvo que abandonar Uruguay conociendo el exilio en Buenos Aires, más tarde en Perú (donde fue detenido y deportado), después viajó a Cuba y finalmente a Madrid.
A largo de su trayectoria de escritor, recibió importantes premios y galardones.

Ha muerto el poeta hispano más grande de todos los tiempos.

Descansa en paz, Mario.

Hasta mañana

Voy a cerrar los ojos en voz baja
voy a meterme a tientas en el sueño.
En este instante el odio no trabaja

para la muerte, que es su pobre dueño
la voluntad suspende su latido
y yo me siento lejos, tan pequeño

que a Dios invoco, pero no le pido
nada, con tal de compartir apenas
este universo que hemos conseguido

por malas y a veces por las buenas.
¿Por qué el mundo soñado no es el mismo
que este mundo de muerte a manos llenas?

Mi pesadilla es siempre el optimismo:
me duermo débil, sueño que soy fuerte,
pero el futuro aguarda. Es un abismo.

No me digan cuando me despierte.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s